Los estudios históricos sobre el lugar de la ciencia en el desarrollo de los pueblos y en las relaciones entre las potencias económicas y los países dependientes, han permitido desde hace algún tiempo ampliar el campo de la historia de las ciencias a situaciones y problemas hasta ahora ignorados. Esto ha constribuido a ensanchar la concepción de la ciencia de acuerdo a su propia realidad, considerando los actores de las actividades científicas, técnicas, contenidos del conocimiento, contextos e implicaciones socioculturales. La confrontación de esas investigaciones “diferenciales” (de objetos caracterizados de manera precisa en el espacio, en el tiempo y de acuerdo al desarrollo de las disciplinas, etc.) proporcionan los elementos de análisis comparativo que revelan los perfiles de la difusión, conjunción e integración de las ciencias.
Este artículo se lleva a cabo dentro del marco de la sociología de los medios de comunicación y en él, la autora busca precisar algunos problemas epistemológicos y estrategias utilizadas por investigadores —entre ellos los fundadores— que durante las tres últimas décadas han trabajado desde la perspectiva del establecimiento de la agenda, que en el ámbito público reralizan los medios de comunicación masiva. El artículo tiene relevancia en tanto la autora propone hacer un alto en el camino y revisar algunas visiones sobre el desarrollo actual y futuro de la investigación sobre el establecimiento de la agenda y de los estudios
efectuados dentro de un nuevo campo de la sociología de la producción de noticias. Dos dimensiones constituyen el eje del análisis: el de bate sobre la gestación de nuevos campos de investigación como parte de la sociología de los medios de comunicación y la validez de algunas visiones que se han difundido recientemente en torno al desarrollo de la investigación en el área del establecimiento de la agenda pública por parte de los medios.
El propósito de la investigación que da origen a este artículo es analizar las prácticas culturales de apropiación simbólica que realizan las personas/consumidores en el mall. Esta investigación se lleva a cabo en el Centro Comercial Santa Fe de la Ciudad de México.

Los Nuevos Sujetos Sociales del Neozapatismo

José Arellano Sánchez, Margarita Santoyo Rodríguez
El presente trabajo constituye un esfuerzo de fundamentación teórica, a fin de
caracterizar al reciente movimiento indígena zapatista surgido en el estado de Chiapas, en el sureste del país, como un nuevo sujeto social. Se traza así una ruta abstracta que va del individuo al actor social, de éste al movimiento social y finalmente a la consolidación como sujeto social. Se analizan aspectos como identidad, organicidad de este Nuevo Sujeto Social en el contexto de la sociedad mexicana actual.
Se examina, en la primera parte, la presencia inherente de una tradición oral en las literaturas indias. Una oralidad que permite en el 2001 no sólo la continuidad cultural en el seno comunitario sino que, en su forma escrita, trasmite relatos e historias que atrapan a escuchas y lectores sin demeritar planos estéticos. En la segunda parte se ejemplifica esta persistente oralidad en los relatos de El Viejo Antonio a través de variados recursos estilísticos: uso de frases recurrentes, trastocamiento de tiempo y espacio, improvisación, sentido de humor, ausencia de un orden cronológico etcétera. En sentido estricto, se habla de literatura in dia aquella relatada y escrita por los propios indios; sin embargo, en el presente caso, Marcos será la voz, el comunicador o “traductor” de Antonio. El ¡Ya basta! indio de 1994 abrió sendas inéditas e impulsó la voz de los sin rostro en el panorama de la literatura nacional.
El objetivo del presente artículo es reconocer e identificar los criterios y juicios de valoración de los campesinos indígenas en su comprensión del desarrollo. Así mismo discernir acerca de la percepción y expectativas de los mazahuas de Ixtlahuaca en torno a su medio, a su comunidad, a los factores externos y a su condición. A través de las entrevistas, los informantes revelan y exhiben su comprensión y el significado del cambio a partir de sus espacios culturales
y de identidad.
Desde nuestro mirador antropológico, consideramos que el proceso de
simbolización cobró particular visibilidad y desarrollo en la perspectiva americana de José Martí durante los últimos quince años de su vida. Nos referimos particularmente al tiempo, la identidad y la alteridad presentes en su ensayo Nuestra América y algunos otros escritos. Sostenemos que el análisis de este campo simbólico en el pensamiento de un autor, nos puede
decir tanto o más que los enfoques tradicionales propios a la historia de las ideas en América Latina.
El fin de este artículo es presentar parcialmente el desarrollo intelectual del filósofo y escritor chileno Juan Rivano. La elección de Rivano se ha debido a la importante influencia que ejerció y aún ejerce su pensamiento sobre la sociedad chilena. Este artículo es una invitación a leer con curiosidad filosófica su Largo contrapuntoy también su extensa producción intelectual. El periodo tratado aquí concluye a fines dela década del 60. Una parte importante de su filosofía se había concentrado en la dialectización de las relaciones sociales
su conclusión fue que éste no se resolvería sino que quedaba en forma de dilema. En consecuencia, para él, la filosofía no está vertebrada de conflicto en conflicto, de dilema en dilema sino vertebrada en dilemas.
El objetivo del artículo plantea pensar, desde una perspectiva histórica, la
construcción cultural y organizacional del trabajador minero boliviano, desde los orígenes de su protesta hasta su situación actual; es decir, comprender a una clase social a partir de su historia, indagando en el tiempo, acerca de los cimientos de usos y costumbres y su relación con el mandato societal, estatal y empresarial.
Este artículo presenta las consecuencias ocultas de la distribución desigual del gasto social durante el proceso de descentralización, en el marco de los programas de ajuste estructural en la Argentina. El autor basó su investigación en datos elaborados a partir de una encuesta exploratoria realizada en ocho municipalidades de la provincia del Chaco. Los
resultados muestran cómo los programas focalizados son distribuidos de acuerdo con la pertenencia política. Los programas son administrados y distribuidos desde el nivel federal directamente a los municipios sin tener participación agencias del nivel provincial. En este contexto, los municipios, compiten entre ellos con el objetivo de obtener los recursos del nivel nacional. El artículo culmina presentando y discutiendo algunas estrategias e ideas para mejorar las relaciones entre municipios. La intención es ayudar a conformar una estrategia común que permita fortalecer el nivel local para afrontar el sistema desigual de distribución de los gastos sociales del gobierno federal.