Historia de la Doctrina de la Seguridad Nacional

Édgar de Jesús Velásquez Rivera
La Doctrina de la Seguridad Nacional (DSN) fue una ideología desde la cual
Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, consolidó su dominación sobre los países de América Latina, enfrentó la Guerra Fría, fijó tareas específicas a las fuerzas armadas y estimuló un pensamiento político de derecha en los países de la región. Como ideología, reconoció sus orígenes en una visión bipolar del mundo desde la que, supuestamente,
Occidente, liderado por los Estados Unidos, representaba el bien, la civilización, la democracia y el progreso; mientras que la entonces Unión Soviética estaba al frente del mal, el atraso y la dictadura.
Este artículo es una aproximación al desplazamiento forzado en Colombia, tanto en sus causas como en su evolución histórica, características, situación que afronta la población desplazada y respuesta que se ofrece desde distintos frentes (fundamentalmente desde el Estado colombiano). El informe original fue elaborado en Colombia para Médicos Sin Fronteras entre junio y octubre de 2001, y para su realización se combinó el trabajo de campo en los proyectos de MSF con entrevistas y revisión de la abundante bibliografía sobre el tema. El resultado es una visión del desplazamiento como fenómeno estructural en la sociedad colombiana, agudizado por el conflicto armado (pero no provocado exclusivamente por éste) y por el modelo neoliberal y las políticas económicas a él asociadas.
La pacificación en Colombia no es un proceso impronto que debe resolver todos los problemas que aquejan al país. La pacificación es el desmontaje del conflicto armado para que los actores confrontados pasen de la arena militar a la política y, desde esta última, amplíen los espacios públicos con de bates, negociaciones y acuerdos sobre las diversas cuestiones económicas, políticas y sociales que están pendientes en la agenda democrática del país
bolivariano. Las experiencias pacificadoras de Centroamérica son un ejercicio de aprendizaje para que las fuerzas confrontadas en Colombia se nutran y se den cuenta que en una guerra de la magnitud que vive el país sudamericano, no va haber ganador, la única salida es negociar para democratizar el régimen y la sociedad.
Al inscribirse en la reconfiguración histórica del poder, la reflexión considera la relación alteridad y desarrollo, destacando los cambios cualitativos de los dispositivos de dominación, soportados en principio, alrededor de políticas y prácticas de invisibilización; posteriormente, bajo la asimilación o reducción y actualmente en los dictados de la “eclosión de la alteridad” o la “economía de las visibilidades”. Se reconoce el intento por llenar de contenido la política de la diferencia o discriminación positiva, en el marco del reordenamiento
de fuerzas y movimiento sociales, bajo un amplio “capital simbólico” con capacidad para contraponerse a la dominación mundial, construyendo imaginarios de “desarrollo” en favor de la vida, la cultura y el conocimiento local.
Según una concepción extendida, los discursos metropolitanos se reproducen en la periferia en una forma mimética a la manera como las prácticas globales se reproducen en prácticas locales. Por el contrario, este artículo explorará el proceso de conversión de la arqueología metropolitana en arqueologías nacionales, que el autor llama “indigenización”, mostrando que en vez de reproducción suceden complejos procesos de anexación y
domesticación. La reflexión estará ejemplificada por el caso colombiano.
Ante el fenómeno de la globalización se estudian repercusiones en la democracia. Se hace un acercamiento a la transición democrática en México resaltando dos procesos electorales del año 2000.
Este documento contiene un ejercicio de reflexión a partir de los datos de la encuesta que se aplicó para la medición del fenómeno de manipulación del voto. La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) resultó seleccionada por el Instituto Federal Electoral (IFE) para realizar una investigación sobre la “Compra y Coacción del Voto” en las pasadas elecciones federales del año 2000. La dirección del proyecto estuvo a cargo del Dr. Germán Pérez Fernández del Castillo. El equipo estuvo conformado por el Dr. Héctor Díaz Santana (Coordinador General), Mtro. David Hernández Currucho (Coordinador del Estudio Teórico), Dra. Rosalía Winocur (Coordinadora del Estudio Cualitativo) y Mtro. Jorge Horbath (Coordinador de Bases de Datos). Los resultados presentados sólo comprometen al autor y no así a la institución o al equipo de investigación que estuvo a cargo del proyecto.
El artículo pretende describir las diferentes “caras” o aspectos desde los cuales puede ser analizado un partido político: perfil ideológico, rendimiento electoral, actuación en los órganos de gobierno y organización interna. Se incluyen los datos que se tuvieron a la mano hasta mayo de 2001 y, a partir de ellos, se formulan algunas sugerencias que pueden servir, posteriormente, como hipótesis en trabajos futuros.